Cueva de Garcés. Exploració post sifó

Presentem una crònica de la primera exploració post sifó de la Cueva de Garcés, Vall d’Ordesa, massís del Mont Perdut, on s’ha trobat una important xarxa de pous i galeries que sembla que poden ser els col·lectors principals de  zones d’absorció superiors i, potser, d’avencs situats a més de mil metres de desnivell

 

Fechas: 11 y 12 de Septiermbre de 2014

 

El día 11 a las 8:00, tomamos el autobús en Torla para subir a la Pradera. Allí nos esperaban los guardas para acercarnos en vehículo hasta las Gradas de Soaso. Una hora y cuarto después llegamos a la boca de la Cueva.

A las 13:00, Josi y yo entramos al sifón que ya exploró Jordi Yherla el año anterior. El nivel del agua estaba 1,5 metros por debajo del año anterior y la visibilidad era bastante mala. El hilo estaba cortado por las crecidas en un par de puntos, lo que nos obligó a reinstalar la parte final.

 

Ver reseña exploración anterior 

 

Al otro lado, ya en superficie, hay un aporte que baja lateralmente por un pozo de diez metros. El lugar es bastante cómodo y es fácil desequiparse.

Escalamos el pozo y tras progresar unos metros sobre el cauce del río, iniciamos la remontada del río.

Más adelante, una nueva escalada de cinco metros y un ascenso por una zona de bloques nos llevó a una galería menos activa de varios cientos de metros con varios aportes laterales y buenas posibilidades de progresión, tanto hacia arriba como hacia abajo. De nuevo bajamos al río y fuimos remontándolo atravesando varias pozas donde tuvimos que nadar.

Una nueva escalada más difícil que las dos anteriores, nos llevó a la cabecera de un pozo de doce metros y desde ahí seguimos remontando el río unos cuatrocientos metros hasta un nuevo sifón y algunas gateras laterales que habría que mirar.

Eran las 15:00, habíamos recorrido más de mil metros de galería y comenzamos el retorno tras comer un par de barritas.

El clino se había inundado en el sifón y no pudimos hacer una buena topo. Pero volvimos tomando rumbos y distancias unos 450 metros, hasta que nos dimos cuenta que la hora límite marcada para salir al exterior se nos echaba encima. Abandonamos la topografía y aunque un par de veces nos costó encontrar el camino de retorno, pudimos salir del sifón puntualmente a las 17:30, tal y como habíamos quedado con el resto del equipo.

Dejamos equipados los dos primeros pozos con cuerda fija en anclajes naturales, aunque con la gran cantidad de agua que cae en el primer pozo es muy posible que la cuerda se rompa de año en año.

Alegría a montones al salir con las buenas noticias. La espera fuera, el porteo, etc, mereció la pena.

Durante el tiempo que pasamos dentro, los demás hicieron la topo de la parte aérea anterior al sifón.

Cenamos y, unos en tienda, otros en hamacas y otros en el suelo pasamos una buena noche.

A la mañana siguiente, desayunamos rápido, desmontamos el campamento, rehicimos las mochilas y bajamos de nuevo a las Gradas para esperar a que los guardas nos bajasen los petates.

Un buen almuerzo en La Pradera y nos fuimos para casa tras hacernos la foto de rigor.

Eliseo BELZUNCE

 

 

CUEVA DE GARCÉS

 

Sinónimos: Cova de Garsés, Coba de Garzes.

Situación

Lugar: Bal d’Ordesa, Mallata de Garcés, Cola de Caballo. Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Tm: Fanlo (Sobrarbe)
Coordenadas: UTM 31T ED50 255449,4726784
ETRS89 255356, 4726581
Altitud: 1909 m

Acceso

Desde “La Pradera”, zona de entrada a la Bal d’Ordesa caminaremos unos 10 kms por el GR-11 que transcurre paralelo al rio Arazas, hasta llegar a la famosa cascada de la “Cola de Caballo”. Aquí a la derecha, podremos optar por subir directamente por las “clavijas de Soaso” o por la “zeta” camino por donde sigue el GR ascendiendo en zig-zag. Continuaremos hasta llegar a una pradera, e iremos hacia su final, estamos encima de la cola de caballo. Aquí, a la derecha encontramos con facilidad la boca de la Cueva de Garcés.

Descripción

Nos introducimos por una boca ligeramente elíptica de 6×1,77 m, acondicionada con una pared de piedra seca, que evidencia antiguos usos ganaderos de la familia Garcés.

A unos 13 m, después de pasar un tramo de techo bajo (1 m de altura), superaremos un resalte de +1 m, y a nuestra izquierda encontramos una cómoda galería de unos 1,50 m de anchura por 3,50 m de altura, que finaliza a los 18 metros.

Hacia la derecha, a 8 metros encontramos otra bifurcación. A la izquierda una galería descendente nos conducirá al Sifón Sílvia Coll. A la derecha nos introduciremos en una larga e interesante galería de unos 200 m de recorrido, con gran variedad morfológica, digna de estudio. Esta galería, es bastante rectilínea y uniforme la altura del techo varia de 1 a 1,60 m y la anchura de 3 a 4 m. Hacia la mitad de recorrido encontramos un pequeño derrumbe, y poco antes de llegar al que parece su final, un aporte hídrico continuo proveniente de una estrecha fisura en el techo crea un pequeño lago. Llegados al final de la galería, observamos una estrecha gatera a la derecha (0,30×0,50 m) por la que después de unos 5 m llegamos a una salita (Sala de los Bolos) de 9×3 m, ascendemos a su final y observamos la base de un pozo totalmente colmatado con una curiosas piedras redondeadas (cantos rodados) de grandes dimensiones. La progresión finaliza aquí.

Volveremos al inicio de la galería descendente que va al sifón, una rampa descendente de unos 9 m de recorrido nos deja en un pequeño lago, a nuestra izquierda, una pequeña galería ascendente que va dirección sudeste, finaliza a los 7 m de recorrido. Un poco más adelante, a la izquierda, encontramos otra galería, que tomada dirección sudeste la recorreremos 15 m, casi al final de la misma, a la izquierda encontramos un pocete (r-1,42) por el que notamos una ligera corriente de aire, y nos lleva a una serie de angostas gateras y laminadores, que penosamente conducen al exterior. Desde esta boca podremos acceder, por la pared del barranco del rio Arazas, a la surgencia activa, actualmente cavidad independiente de unos 20 metros de recorrido, que drena las aguas del sifón Sílvia Coll.

Volviendo a la galería donde hemos encontrado el pocete, si bajamos dirección norte, vamos a conectar con la rampa principal, que viene del pequeño lago.
Encontramos grandes bloques, entre los mismos se accede a una galería inferior que da a un pequeño lago con un sumidero, presumiblemente esta agua que viene del sifón es la que va a la surgencia antes comentada.

Volviendo a la galería principal, esta de 5 m de ancho pasa a unos 8 o 10 m, la altura varia de 1,50 m a 0,60. 26 metros después llegamos al sifón. Las dimensiones del lago, si bien son variables, el día de la exploración eran de 9×3 m. La altura aquí es de tan solo 1,50 m, pero si nos desplazamos hacia el NE observamos grandes bloques desgajados del techo y aquí la altura asciende hasta los 3,80 m. En esta zona diversas fisuras, impenetrables el día de nuestra visita, acceden al nivel del rio de evacuación del lago.

 

Enric PORCEL

Participantes

Eliseo Belzunce, Josi Olave, Zuriñe Fernández, Sílvia Martínez de Olcoz, Javier Palacio, Josep Lluís Moldes y Enric Porcel 

Otxola Espeleologi Taldea. Grup d’Espeleologia de Badalona